Martes, 15 Junio 2021 06:39

Manos a la obra

Written by
Rate this item
(0 votes)

Bienvenidos al blog de la web javierzamora.es.  Todo el contenido de este  blog está protegido previa inscripción en el Registro de la propiedad intelectual, así como por la Sociedad General de Autores, como parte de una edición literaria. No está permitida la copia y/o difusión de los textos contenidos en este blog.

 

 

MANOS A LA OBRA

Aspectos básicos

 

Parto de la base que cada principiante debe tener una formación básica de técnica, colocación perfecta de dedos, manos, muñeca, brazos y espalda. Si esto de entrada es incorrecto, estamos colocando desde el principio barreras en la adecuada progresión. Es como comenzar a construir un edificio cimentándolo con pilares torcidos. En este apartado es donde más hay que incidir al principio ya que saltarse peldaños solo generará un aprendizaje lleno de trabas. Pongo el ejemplo de una incorrecta colocación del brazo y muñeca izquierda, que es el germen de problemas en la colocación de la cejilla. El alumno verá como progresa en otras técnicas pero la cejilla no la aprieta bien, no le suenan las cuerdas limpiamente, le duele la mano, los dedos, y aparece el primer enemigo: la frustración. Desde ese momento y posiblemente durante mucho tiempo, el aprendiz de guitarrista tendrá que lidiar con un peso moral añadido. Cada vez que necesite hacer la cejilla con el índice izquierdo lo sentirá como algo doloroso y tocará con miedo. Así no se puede tocar ni se puede avanzar. Hay que hacerlo siempre con ilusión y motivación. Por ello incido mucho en una buena formación básica de colocación. Esto es tan solo un pequeño ejemplo.

 

El aprendizaje en la guitarra, como con todo instrumento musical, debe ser progresivo. Comenzar pretendiendo unos resultados inmediatos genera lo que los músicos denominamos “vicios” (ya sé que somos muy viciosos, pero eso es otra historia). Un vicio postural, de colocación de dedos, manos, de ejecución, de tempo, etc, es una losa que nos va a impedir tocar de modo natural. Ahí cobra mucha fuerza la figura del profesor, que es quien debe saber detectarlo y corregirlo de inmediato.

 

Por otro lado el alumno debe aprender a saber discernir entre la correcta ejecución al tocar y lo que se toca “con suciedad”. Esto último quiere decir algo así como hacer sonidos incorrectos, sin pulsar bien, o con asincronía entre manos. Con el tiempo, este aspecto es fundamental para avanzar. Es lo que tantas veces repito en clases: ser honesto. La honestidad tocando es muy importante. Cada uno debemos tocar al nivel que realmente tenemos y no al nivel que creemos que tenemos, o el que desearíamos tener. Para ello es muy importante la paciencia y, sobre todo, la constancia.

 

Considero fundamental en el aprendizaje no solo lo intrínseco a la guitarra, sino también a la forma de estudiar, a saber organizar su tiempo para hacerlo concentrado, y a aprender a ser su propio profesor cuando el profesor no está delante. Esto no se aprende de entrada y es una materia importante que el alumno debe ir asimilando a medida que lo hace también con los conceptos más puramente guitarrísticos.

Read 1035 times Last modified on Martes, 15 Junio 2021 07:10

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Free Joomla! templates by AgeThemes